Milagros inesperados...

il y a
2 min
0
lecture
0

Liliana Raquel Hernández Zurita es Mexicana de nacimiento, con 36 años de edad es escritora de novela romántica independiente en Amazon Kindle Publishing, comenzó a escribir como un pasatiempo  [+]

Azul es una chica llena de sueños e ilusiones como cualquier mujer de su edad, se sentía agobiada por la carga familiar con que contaba, cinco años atrás su madre había sufrido un accidente que la había dejado parcialmente imposibilitada para poder caminar, ocasionando así que Azul, su única hija tuviese que cuidar de ella a tiempo completo.
La vida de Azul tras el accidente, había tomado un tinte monótono, diario la misma rutina, levantarse temprano para ayudar a su madre a asearse, prepararle su desayuno, limpiar la casa para luego preparar la comida, después por las tardes se dedicaba a escribir cuentos infantiles, pero aún no era lo suficientemente conocida como para poder dedicarse exclusivamente a escribir y había necesidades económicas que cubrir y cuentas que pagar.
Todo eso fue agobiando cada vez más a Azul y su corazón y su constante alegría parecieron irse marchitando poco a poco, logrando así que ella se olvidara de su mayor sueño, escribir.
Así pues, dejó de hacerlo, no porque quisiera; sino porque cada que lo intentaba, simplemente las palabras parecían no querer salir, ella se sentaba todas las tardes frente a su computador, pero por más que lo intentaba las hojas siempre se quedaban en blanco.
Las cuentas por pagar la agobiaban demasiado, había aprendido a hornear pasteles y panques y con eso se ayudaba para ir pagando cuanto podía, por las noches en la soledad de su cama rezaba todos los días porque un milagro llegara, pero con cada día que pasaba y la situación en su casa empeoraba seguía que perdía todas sus fuerzas para seguir luchando por un futuro mejor para ella y su madre.
Pero como para todas las personas de buen corazón que piden con fé, un día el milagro llegó, el último de sus cuentos que había sido publicado, se convirtió en uno de los cuentos infantiles más vendidos, lo que significó que ella recibiría un cheque por una suma considerable como pago de regalía por las ventas de su cuento, cuando ella recibió la noticia la pesadez de sus hombro pareció aflojarse, con el dinero que recibió tuvo mucho más que suficiente para pagar todas sus cuentas que aunque no eran muchas sus deudas para ella parecían millones; tuvo de sobra también para remodelar su casa y dejarla como siempre la había deseado, con un hermoso y colorido jardín en la entrada de la casa, construyó una segunda planta en donde quiso que hubiera una pequeña y cómoda terraza, cambió desde ventas y puertas, se esmeró en cuidar cada detalle incluso el cambio de pintura pues ahora su casa se veía más amplia y con una sensación de calma gracias al color blanco y los
tonos de azul que había elegido; ahora no solo ella se sentía mucho más tranquila sino que también su madre estaba disfrutando de todos esos cambios que estaban sucediendo rápidamente en sus vidas.
Y por si eso no fuera poco, un día cuando salía de casa, se encontró con la cara amable y la sonrisa del nuevo vecino, un chico que parecía de lo más simpático, usaba un pescador color naranja y una playera blanca, sus profundo ojos negros eran cubiertos por unos lentes y Azul supo en ese momento que esa sería una imagen que la acompañaría toda la vida.
0
0

Un petit mot pour l'auteur ? 0 commentaire

Bienséance et bienveillance pour mot d'encouragement, avis avisé, ou critique fine. Lisez la charte !

Pour poster des commentaires,

Vous aimerez aussi !

Très très courts

Noah et Nuit

Francis Boquel

On a donc enfin l’explication de ces reniflements continuels, de ces mains sanglantes à force d’être grattées. Noah, six ans, est allergique aux chats.
Retour lugubre à la maison, dans la... [+]